¿Como elegir un ordenador? (II)

Aquí tienes la segunda entrega (leer la primera parte) sobre algunos criterios a la hora de elegir un ordenador. La semana pasada empezamos a hablar de procesadores de 32 y 64 bits, así que seguiré un poco más con el tema.

Hoy podemos elegir entre una gran gama de procesadores, y para los profanos es realmente difícil tomar una decisión. Normalmente nos dejamos aconsejar por las tiendas, pero no entendemos la mitad de lo que nos cuentan en el mejor de los casos. ¿Qué procesador necesito? ¿Me vale un Celeron o me compro un Pentium 4? ¿Me espero a los procesadores de 64 bits? ¿Intel o AMD? ¿Me fío?

El problema, para variar, no depende sólo del procesador. Para sacarle provecho, el software que usemos tiene que estar preparado para las nuevas instrucciones del procesador. Y el software incluye al sistema operativo y a los programas de aplicación.

Las versiones de Windows XP Home y Professional son de 32 bits. Todas las aplicaciones de Windows son de 32 bits. La respuesta está clara ¿no? Si hay que ponerlo, se pone, pero ponerlo pa ná...

Otra cosa es si nos atrevemos a usar Linux. Aquí si que encontramos distribuciones para la familia i686 de Intel (los Pentium IV), AMD64 y PowerPC (los Mac). En este caso, sujetad bien el ordenador porque vuela ;-).

Microsoft ha prometido una versión de su XP de 64 bits, denominada Windows Professional x64. Por supuesto, la versión profesional, porque los usuarios domésticos no necesitan 64 bits. ¡Je!, esto me suena a cuando IBM afirmó que en todo el mundo nunca habría más de 5 computadores, o cuando aseguró que nunca habría un ordenador personal. ¡Esos son visionarios, y no Rapel o la bruja Lola!. Algunos fabricantes como HP la proporcionan en sus equipos, pero las malas lenguas dicen que no reconece muchos de los dispositivos actuales, pues los fabricantes no hacen drivers para las versiones de 64 bits.

Mi consejo: cómprate un procesador de 64 bits si es más barato que uno de 32.

El tamaño no importa

Buenas noticias, especialmente para vosotros: parece ser que ese mito de que el tamaño no importa es cierto. Y no lo dice cualquiera, lo afirman Google y Yahoo! a la vez, que de información saben un rato. Y de dinero también, y si no comprobad la lista de los 400 norteamericanos más ricos del mundo que publica Forbes cada año. Entre los 5 primeros hay 4 friquis; y Google y Yahoo! no les quedan lejos.

Bueno, pero a lo que iba, parece ser que Google y Yahoo! han decidido dejar de discutir sobre quién la tiene más grande (la base de datos de páginas web), y cada uno agradece al otro que haya quitado tan escandalosas medidas, que asustarían incluso a Nacho Vidal, de su página principal. Aunque por el momento parece que la de Google es 3 veces más grande: unos 60.000 millones de páginas web.

Algo que afirman, y que los usuarios sabemos desde hace tiempo, es que lo que importa es la calidad de las respuestas. No me sirven de nada 10 páginas de enlaces que no me contestan, me sugieren enlaces patrocinados o me redirigen a un diccionario.

Ahora que ya lo sabemos ¿el asunto tiene solución? ¿Qué opinas de los resultados que obtienes de los buscadores? ¿Te resultan útiles en el 100% de los casos?

(Fuente Searchblog vía El País)

Los presupuestos generales del estado en CD

Hoy es noticia que Pedro Solves ha llevado los Presupuestos Generales del Estado del año 2006 debajo del brazo al Congreso. Mi primera reacción ha sido de incredulidad: ¿cómo? ¿nuestro Sr. Ministro es una especie de Hulk? ¿Dónde está la furgoneta cargada de los restos de árboles en forma de 50 volúmenes de páginas que nadie se ha leído completo (ni se leerá jamás)?

Claro... sigues leyendo la noticia y resulta que tiene truco: ¡ah, bueno!, ¡es un CD!. Por cierto, un inciso: ¿habrán pagado el canon a la SGAE por los CD en los que han grabado los presupuestos?

Parece que alguien se ha dado cuenta de que, en pleno siglo XXI, con la sociedad (¿zoociedad?) de la información en marcha, sigamos manipulando átomos en lugar de bits (referencia obligada al libro de Negroponte: Mundo Digital). Espero que este derroche de imaginación les lleve a otras iniciativas con una mayor repercusión en la sociedad que una foto monísima con el presidente del congreso diciendo que sus señorías ya lo tienen en su ordenador. ¿Algún día podremos tenerlos también los que no somos señorías? Molaría tener directamente las hojas de cálculo (en formatos libres, por supuesto) y poder consultarlas e interpretarlas libremente. Eso es transparencia, y lo demás son tonterías.