Los trabajadores de las TIC, los peor vestidos

Bueno, o al menos eso es lo que dice la que le hace los trajes al chico de la foto, a la que, después de verlo, yo no daría mucho crédito.

Por lo visto, las camisas de manga corta y los calcetines de colorines son las ofensas mayores al mundo de la moda, seguidos muy de cerca por las camisetas de algodón (sobre todo si llevan mensajes geek). Conmigo ha acertado en un 100%. En la cima están los trabajadores de los centros de soporte (help-desk), seguidos por aquellos que trabajan en una empresa tecnológica emergente (start up). Como veis, esto de usar términos en castellano a veces es complicado ;-)

Personalmente, la solución aportada por la diseñadora (Melanie Moss) en el contexto español no me resulta apropiada. Ellos parecen un poco payasos y respecto a ellas… ¿alguien/alguno podría trabajar a su lado/enfrete? ¿Es que nadie se ha dado cuenta que las revistas informáticas siempre están al lado de las porno? ¿Cómo le pone esos escotes a la chiquilla?

(Fuente: The Sidney Morning Herald, vía Baquia)

Solidaridad con Microsiervos

Desde hace un par de días, Microsiervos ha tenido que cerrar sus comentarios debido a un troll incansable.

No, no, no tiene nada que ver con los gnomos ni con El Señor de los Anillos. Un troll, en términos blogueros -no es exclusivo de los blogs, pero es donde abundan hoy en día-, es una persona (disculpad el resto de personas si os sentís ofendidos :-D) que se dedica a enviar comentarios deliberadamente ofensivos con el fin de incitar a discusiones acaloradas, desviarlas de los temas principales y enfadar a los participantes . Podeis leer una definición más extensa en la Wikipedia.

Desde aquí, simsplemente desear a los chicos de Microsiervos una «pronta recuperación» y expresarles toda mi solidaridad.

Los universitarios andaluces podrán pagar sus portátiles al acabar la carrera

Vaya, parece que alguien me ha leído el pensamiento, porque no creo que haya sido por el mensaje del otro día en este blog ;-)

Según aparece en El País Universidad, los alumnos de las universidades públicas andaluzas podrán comprarse un portátil de hasta 1.400€ y pagarlo hasta un año después de haber acabado (je, je… no saben lo que han hecho). Es la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía la que correrá con el coste de los intereses de la financiación.

Creo que me voy a cambiar de Universidad. ¿Tan difícil es lanzar iniciativas como esta? Realmente, prefiero mil veces esto al programa Athenea, que sólo te da a elegir entre dos ordenadores, de rendimiento y precio más que cuestionable. Naturalmente Intel con Windows, no vaya a ser que se les tache de revolucionarios, radicales y antisistema liberales.

Lo dicho, si este es todo el empuje que piensan darle a la sociedad de la información, creo que nos va a adelantar hasta la última república bananera (y que conste que no es ninguna ofensa para aquellos países que basan su economía en la exportación de frutas tropicales y con una forma de estado en los que el pueblo tiene la facultad para el ejercicio del poder, aunque este último sea delegado por el pueblo soberano en gobernantes que elige de un modo u otro).

Y en mi Universidad, que se dejen de tanto edificio de diseño y tanta puñeta y que se dediquen a aqueños menesteres propios de una institución educativa. De momento, ¡¡un OLE por los andaluces!!

(Fuente: El País Universidad)

Top