Puertas infinitas

Cuando hicimos el descubrimiento nos quedamos asombrados. Lo habíamos tenido ahi delante, todos estos años, todos estos siglos, y nadie lo había visto. Pero ahora que lo sabemos, hemos construido la primera máquina que puede aprovecharlo.

Durante el siglo XX descubrimos el fenómeno: el efecto de la medida, de la observación, en el universo de lo diminuto. La física cuántica nos enseñó que si tratas de observarlo se comporta como un objeto normal y se pierde la superposición de estados. Y en nuestro afán de saber cómo es el universo lo hemos observado todo, lo hemos desentrelazado todo.

Hasta ese día que alguien vio sin ver y nos dimos cuenta de que siempre habían estado ahí: cada estrella con su puerta. 100.000 millones de estrellas en nuestra galaxia, 10 sextillones en el universo, que ahora podemos abrir y cerrar para viajar a cualquiera de ellas. Si cada persona que ha existido en toda la historia de la humanidad hubiera viajado a una estrella, apenas hubiéramos explorado la Vía Láctea ¿son o no son infinitas puertas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top