Reseña. El sueño de la inteligencia artificial

Portada libro "El sueño de la inteligencia artificial"

La semana pasda Giseña Baños estuvo en la ETS de Informática de la UPV presentando su libro «El sueño de la inteligencia artificial», dentro de las actividades del Museo de Informática. Un libro ameno sin perder la rigurosidad, lleno de enlaces a las fuentes originales por si quieres ampliar información. Una guía para entender cómo hemos llegado hasta aquí.

Se trata de un libro divulgativo, al que te puedes acercar independientemente tus conocimientos técnicos, de si eres «de ciencias o de letras», si es que esa distinción tiene algún sentido. Personalmente, creo que si no es la primera vez que escuchas esta historia, si ya conoces a las personas que aparecen en sus páginas o te suenan algunos de los hitos más relevantes de la computación, lo disfrutarás más. Y, sobre todo, te servirá para anclar la cantidad de información que te vas a encontrar cuando lo abras, que no es poca. Si no es tu caso, no te preocupes, porque te da una panorámica muy completa y es un buen punto de partidda.

Una de las cosas más divertidas y que es difícil que encuentres en otros sitios es la gran cantidad de crossover, como los llama Gisela. Y es que la informática no puede estudiarse de foma aislada. Ninguna ciencia, realmente. Las influencias entre científicos de todas las áreas es constante: física, matemáticas, ingeniería, lingüística, filosofía… Sí, para mi las ciencias sociales también son ciencias. Si quieres puedes diferenciar entre duras y blandas, como en la ciencia ficción. Que, por cierto, también está muy ligada a la historia de la informática y de la inteligencia artificial y se menciona en el libro menos de lo que me hubiese gustado. Pero bueno, espero que eso tenga remedio en un futuro más o menos cercano.

A lo que iba: los cruces de todas las personas que aparecen en el libro es constante en los centros neurálgicos del desarrollo de la IA: Cambridge, Princeton, el MIT, los Laboratorios Bell, la conferencia de Dartmouth, Carnegie Mellon o Stanford, por citar algunos de ellos. Los trasiegos eran lo habitual y los contactos, tanto los formales que luego quedaban reflejados en artículos, tesis, proyectos o libros; como los informales, hicieron avanzar el conocimiento de forma asombrosa, especialmente teniendo en cuenta las limitaciones de los recursos con los que contaban y la capacidad, ridícula comparada con la actual, de las computadoras de esos días.

El libro está estructurado de forma más o menos cronológica, aunque los saltos son inevitables porque se estaba desarrollando todo a la vez. Para poder seguir el hilo, se adelantan algunas explicaciones que se amplian luego en algún capítulo posterior. Lejos de complicarlo, ayuda a entender mejor el tapiz al que fue dando forma la historia con cada puntada. Y contribuye a que de vez en cuando se te escape un ¡oioioioi! cuando ves quiénes tomaban café juntos o quiénes coincidieron en un crucero. A continuación tienes el contenido de cada capítulo, intentando no destriparlo demasiado.

  1. El sueño de la inteligencia artificial se centra en la «prehistoria» de la IA y la informática, con un poco de mitología, autómatas y las abuelas de las primeras computadoras.
  2. Una máquina universal nos habla de las primerías: la primera computadora, la primera roomba, la primera neurona, el primer transistor.
  3. Aprendiendo a aprender explica ya el nacimiento de la IA: ajedrez, procesamiento del lenguaje o redes neuronales.
  4. Invierno describe los parones que se produjeron cuando los resultados de la IA no cumplieron con las expectativas
  5. No soy un robot arranca con el cambio de la IA simbólica al aprendizaje automático. Es un capítulo algo más teórico donde se explica en qué consisten los distintos tipos de aprendizaje: supervisado, no supervisado y por refuerzo.
  6. El futuro ya está aquí recorre los avances en el siglo XXI con el resurgimiento del aprendizaje profundo. También es un capítulo técnico, pero sigue siendo asequible.
  7. El regreso al mito cierra el libro con una reflexión de hacia dónde nos lleva la IA. Es el más especulativo y ofrece una visión optimista pero manteniendo los pies en el suelo y siendo consciente de las llimitaciones y los riesgos de esta tecnología.

Resumiendo: es un libro ameno y a la vez riguroso, que se lee rápido y que te atrapa. Apto para cualquiera que quiera acercarse al mundo de la IA independientemente de sus conocimientos técnicos.

Para acabar, y que veas el nivel de los crossover, este es el grafo de relaciones que aparece solo en uno de los capítulos. Se ha extraído de las menciones explícitas que se hacen en el libro. El tamaño de cada nodo depende del número de relaciones con los demás, y el color indica a qué grupo pertenece según sus contactos.

Esta red, aunque es reducida, empieza a tener características de mundo pequeño (recuerda, lo de los seis grados de separación). Y hay tres presonas que sobresalen:

  • Marvin Minsky tiene el grado más alto: el que más contactos mantiene.
  • Claude Shanon juega el papel de intermediario, sirviendo de contector entre varios grupos (betweenness).
  • Alan Turing es la persona conectada con más científicos importantes (pagerank)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *