Los portátiles de la Escuela 2.0

Según leo, el Ministerio de Educación ha entregado 400.000 portátiles sin contenidos a los alumnos de primaria de 5º y 6º cursos. Bueno, eso en las comunidades que lo han aceptado, porque en la mía ni siquiera. Claro que si fuera por buenas razones lo aplaudiría, pero con la excusa que han dado: que producen miopía, han quedado como unos ineptos. ¡Con lo fácil de alegar que no usaban sw libre o este tema de los contenidos! Pero no, nuestros políticos de cabeza van cortitos.

Y digo yo, que esto de la escuela 2.0 no iba por ahí. Que no se trata de tener ordenadores, sino de qué van a hacer con ellos. Yo no necesito que me cierren la boca regalándome un netbook. O habrá que buscar una nueva evolución dospuntocerista al típico problema de «Un agricultor vende un saco de patatas por 1.000 ptas. Los gastos de producción se elevan a 800 ptas. y el beneficio es de 200 ptas. Actividad: Subraya la palabra «patata» y discute sobre ella con tu compañero.»

Realmente, sería mucho mejor que regalasen lectores de libros electrónicos y obligaran a las editoriales a generar  los contenidos en este formato y a un precio adecuado: 5€ por libro estaría bien (multiplica por el número de escolares y resta el precio del papel y ya verás que cuentas más monas salen). ¿O es que tendremos hijos sin gafas pero con chepa?

La ciencia española no necesita tijeras

Finalmente, en contra de las declaraciones de hace sólo un año, cuando no se iba a tocar los presupuestos de I+D, enlos presupuestos generales para el 2010 se propone un recorte en el gasto en I+D de unos 370 millones de €, más del 30% de los ingresos actuales por ese concepto.

La excusa de la crisis no vale. Se supone que es la innovación la que va a sacarnos de esta. Y son los jóvenes emprendedores los que tienen más oportunidades si se les echa una mano. La transferencia de tecnología desde la universidad o la creación de spin-off son posibilidades reales de cambiar el modelo productivo; de cambiar el ladrillo, el sol y la paella por empresas innovadoras y competitivas. No sirve con usar las ideas de otros, hay que fomentar el «conocimiento local». Y basta ya de complejos: los investigadores españoles somos tan buenos como los de fuera. La diferencia no está en la materia gris, sino en los presupuestos que maneja la ciencia.
Aunque no nos engañemos: también hay mucho mito en esto de la I+D. Y lo digo desde dentro. Los resultados de los proyectos no son tan buenos ni tan aplicables como debería; como se promete. Pero claro: si la forma de evaluar los currículum y de promocionar en la carrera como investigador se mide en artículos publicados en revistas del primer tercio, pues eso es lo que tienen: investigadores especializados en escribir artículos, no en aplicar ni en transferir ese conocimiento a la sociedad.

En el gráfico que publica En Silicio se puede ver la inversión en I+D en los países con los que nos pretendemos (y deberíamos) comparar: la inversión española es del 1% del P.I.B. No llegamos ni siquiera a la media europea (2% ), por no hablar de la de EE.UU. (por encima del 2,5%) o la de Suecia (más del 3%), el país con la mayor inversión.
Aparte de esta iniciativa de denuncia en los blogs promovida desde La aldea irreductible, las asociaciones científicas pertenecientes a la COSCE han elaborado un manifiesto defendiendo la financiación de la ciencia en España. Entre las asociaciones que ya se han adherido, se encuentra la AEPIA, de lo que me siento particularmente contento.
(pincha sobre el imagen para ver el vídeo)
Ya estamos viviendo el resultado de aplicar el Espacio Europeo de Educación Superior (a.k.a. Proceso de Bolonia) a coste cero y lo veremos más claramente en los próximos años. El tener un espacio único de educación no va a servir para que vengan aquí del resto de países europeos a formarse, sino para que los profesionales que hemos formado aquí se vayan a especializarse y a trabajar fuera, con lo que el retorno de la inversión que se ha hecho en educación es cero. Bueno, siempre nos quedarán los estudiantes erasmus que vienen a tostarse a nuestras playas… pero es que yo pensaba que queríamos que esto funcionase en serio.

Conclusión: como ya dijo Naomi Klein (en su obra No Logo) y yo he repetido muchas veces: si pagas cacahuetes, contratas monos.

Actualización 8-oct.: Para ver mejor de qué hablamos, he resumido en una tabla la diferencia en la financiación de I+D en los presupuestos del 2009 y del 2010. Algo de lo que preocuparse: una de las reducciones generalizadas en todas las partidas es en BECAS. La fuente de los datos son el estado de gastos por programa del presupuesto del Ministerio de Ciencia e Innovación en los años 2009 y 2010.

(fuente: La aldea irreductible)