Así gira un disco duro

Aprovechando que estamos terminando de ver en clase un tema sobre los componentes del ordenador, he recordado este vídeo que muestra un disco duro en funcionamiento... y algo más que no recomiendo que le hagas al tuyo :-)

Al principio parece que no se mueve casi, pero cuando se va ralentizando se ven los 22 movimientos que el cabezal del disco realiza para leer un fichero.... ¡en un cuarto de segundo!

(via Microsiervos)

Idapt power módulo: batería portátil

El power módulo, de Idapt, es una batería portátil que te permite cargar tu dispositivo si no tienes un enchufe a mano. ¿Qué tiene de especial? que carga tu dispositivo al 100% (no todas lo hacen), puedes recargar la batería mientras cargas tu dispositivo y puedes conectar varios de ellos para cargar dispositivos más potentes, entre otras cosas.

Idapt es una empresa española que se dedica a hacer accesorios para dispositivos móviles. Su principal aportación es en los cargadores universales. Yo compré hace tiempo uno de sus primeros productos: un cargador con conectores intercambiables, de forma que cuando sales de viaje no tienes que llevar 3 maletas: la de la ropa, la de zapatos y la de los cargadores de todos tus cacharros.

Hace unos meses lanzó una iniciativa de crowdfunding para financiar la construcción de un producto nuevo:  el power modulo, en kickstarter.  Ha sido mi primera aportación a una iniciativa de crowdfunding.  Me pareció un buen producto, así que contribuí desde el principio. Hice una aportación de $60, con lo que he recibido 3 módulos.

Los recibí a mediados de agosto y los he usado solo una par de veces, pero la verdad es que estoy bastante contento con ellos. Cuando los recibes está cargado, pero no al 100%. Aún así, la batería es de 2500 mAh, así que da una carga de emergencia. Por ejemplo, mi iPhone 4S tiene una batería de 1430 mAh. O las recientes adquisiciones de la familia, el moto g o el bq aquaris E4 tienen una batería de  2070 mAh y 1700 mAh respectivamente. Un macbook air tiene una batería de 6700 mAh y un iPad Air de 8800 mAh (sí, a mi se me quedó la misma cara), así que quizá pueda cargarla con los 3 módulos conectados en tirereta.

Tiene dos puertos: un microusb y un usb. El micro usb se usa para cargar la batería y el usb normal para cargar tu dispositivo. El cable de prácticamente todos los cacharros que tengo tienen un USB en el extraño, así que puedo cargarlo todo, hasta el mp3 de OT, que aún está operativo.

Además de la batería, puedes adquirir distintos complementos. Quizá los más interesantes sea una adaptador para recargar la batería con el sol o mediante una dinamo (como las linternas). Con esos accesorios puedes alejarte de la civilización una temporada.

Se ha convertido por derecho propio en parte de mi kit de congresos, junto con la regleta portátil de Sonytec.

Reparar un disco duro metiéndolo en el congelador

¿mito o realidad? El otro día tuve un percance con el disco duro y dejó de funcionar. No había forma de que el ordenador lo reconociera así que, antes de tirarlo, hice un último intento: meterlo en el congelador.

Tengo un disco WD My Book de 1tB (el modelo antiguo) para mantener una copia de seguridad. Pero  un día sin darme cuenta, al mover el monitor, le di un golpe y se me cayó al suelo por detrás de la mesa. Por supuesto, desde entonces fui incapaz de hacerlo funcionar. Sonaba y hacía ruido de intentar girar, pero el ordenador no lo reconocía.

Después de hacerle mil perrerías sin conseguir que funcionara, y antes de tirarlo, recordé algo que ya había oído alguna vez: que podías recuperar un disco duro que no funcionaba metiéndolo al congelador. Así que, como lo iba a tirar de todas formas y no tenía nada que perder, el pobre se pasó todo el fin de semana en el congelador (entre una bolsa de guisantes y una barra de pan, por si es relevante para el experimento ;-)

Ayer por la tarde lo saqué, esperé a que recuperase una temperatura normal, volví a montarlo en la carcaza, lo enchufé y la utilidad de discos lo reconoció. Minipunto para los chicos. Ahora faltaba por ver si podía recuperar algo. Después de algunos intentos vi que no había forma de recuperar los datos. Tampoco me importaba porque lo iba a tirar de todas maneras y el contenido era una copia de seguridad, así que realmente no estaba perdiendo nada. Así que lo formateeé y ¡voilà! funcionó otra vez.

Lleva ya casi 24h y sigue en marcha. Probablemente tendrá alguna zona defectuosa y fallará cuando intente escribir en ella, pero de momento va bien.

Había leído que no servía de nada, que solo funcionaba un rato hasta que recuperaba la temperatura normal, o incluso que al congelarlo se producía una condensación dentro del disco que lo dañaba. De momento no me ha pasado nada de eso. Ya os contaré.