Así gira un disco duro

Aprovechando que estamos terminando de ver en clase un tema sobre los componentes del ordenador, he recordado este vídeo que muestra un disco duro en funcionamiento… y algo más que no recomiendo que le hagas al tuyo :-)

Al principio parece que no se mueve casi, pero cuando se va ralentizando se ven los 22 movimientos que el cabezal del disco realiza para leer un fichero…. ¡en un cuarto de segundo!

(via Microsiervos)

Reparar un disco duro metiéndolo en el congelador

¿mito o realidad? El otro día tuve un percance con el disco duro y dejó de funcionar. No había forma de que el ordenador lo reconociera así que, antes de tirarlo, hice un último intento: meterlo en el congelador.

Tengo un disco WD My Book de 1tB (el modelo antiguo) para mantener una copia de seguridad. Pero  un día sin darme cuenta, al mover el monitor, le di un golpe y se me cayó al suelo por detrás de la mesa. Por supuesto, desde entonces fui incapaz de hacerlo funcionar. Sonaba y hacía ruido de intentar girar, pero el ordenador no lo reconocía.

Después de hacerle mil perrerías sin conseguir que funcionara, y antes de tirarlo, recordé algo que ya había oído alguna vez: que podías recuperar un disco duro que no funcionaba metiéndolo al congelador. Así que, como lo iba a tirar de todas formas y no tenía nada que perder, el pobre se pasó todo el fin de semana en el congelador (entre una bolsa de guisantes y una barra de pan, por si es relevante para el experimento ;-)

Ayer por la tarde lo saqué, esperé a que recuperase una temperatura normal, volví a montarlo en la carcaza, lo enchufé y la utilidad de discos lo reconoció. Minipunto para los chicos. Ahora faltaba por ver si podía recuperar algo. Después de algunos intentos vi que no había forma de recuperar los datos. Tampoco me importaba porque lo iba a tirar de todas maneras y el contenido era una copia de seguridad, así que realmente no estaba perdiendo nada. Así que lo formateeé y ¡voilà! funcionó otra vez.

Lleva ya casi 24h y sigue en marcha. Probablemente tendrá alguna zona defectuosa y fallará cuando intente escribir en ella, pero de momento va bien.

Había leído que no servía de nada, que solo funcionaba un rato hasta que recuperaba la temperatura normal, o incluso que al congelarlo se producía una condensación dentro del disco que lo dañaba. De momento no me ha pasado nada de eso. Ya os contaré.

Cosas que sobran en un ordenador según Apple

Lo que más me llamó la atención de la keynote de ayer de Apple no fue el nuevo Macbook Air, ni el Facetime, ni el nuevo Mac OSX Lion (para el que falta casi un año). No me llama la atención lo que viene, sino lo que se va.

Y es que, leyendo un poco entre líneas, hay cosas que parece que van desapareciendo de los ordenadores. Apple siempre ha sido un poco precoz (si fuera más fanboy diría visionario) en la eliminación de dispositivos «obsoletos». Fue de los primeros en quitar la disquetera y el módem interno de los portátiles. Y ahora le ha tocado el turno de otros 3 componentes:

El DVD: no a las unidades ópticas. Realmente yo apenas las uso y sólo me han servido para pagar un canon a la SGAE por tenerlas. Los contenidos se han movido a internet y a discos externos: música, películas o programas hace tiempo que no los grabo en CD ni en DVD. Y si a eso le sumamos que son dispositivos pésimos para hacer copias de seguridad (un CD de 5 años es prácticamente ilegible), no le auguro muchos años de vida. De hecho, el «disco de instalación» del Macbook Air es una llave USB muy mona y muy Apple.

El disco duro: al menos los «mecánicos». EL Macbook Air ya lo ha reemplazado por discos de estado sólido (SSD) directamente. Obviamente, todavía les queda un largo periodo, sobre todo para equipos de sobremesa y si necesitamos una gran capacidad de almacenamiento. Pero es cuestión de tiempo que los portátiles incorporen en exclusiva discos SSD.

El ratón: tras 40 años, el invento de Douglas Engelbart tiene un pié en la tumba debido a los panales multitáctiles. En los portátiles el ratón empieza a ser un estorbo y si has probado cosas como el Magic Trackpad en un ordenador de escritorio (yo apenas llevo un mes con él y estoy encantado) los ratones volverán a ser esas bolitas peludas que comen queso.

¿Y tú? ¿cómo lo ves?
Top